Ir al contenido principal

FESTIBAL



Llegan los Cármenes, o Karmenak, o las fiestas del pueblo, o lo que quieras, y, como el año pasado, vamos a intentar escribir una crónica por cada concierto que veamos, titulando con el grupo en cuestión (o grupos) y arrepintiéndonos después de todo lo que digamos. Intentaremos ser raudos que es lo mismo que rápidos pero suena más engreído, y para hacerlo más fácil (en realidad, más difícil) y sostenible, nos pondremos el mismo límite que nos poníamos en invierno para las reseñas: 500 palabras. 
Nos perderemos muchos conciertos, pero todos aquellos a los que asistamos, intentaremos cubrirlos aquí. Y, lamentablemente, no podremos cubrir lo que el bar Riojana Rock había preparado para entre semana, porque hoy nos hemos despertado con la noticia de que un bando municipal prohibe a este establecimiento realizar conciertos en día laborable. Vamos simplemente a dedicarnos ahora a lamentar la noticia y a mandarles ánimo a los responsables de la oferta que ofrecía este bar. Pero que solo lo lamentemos y nos limitemos a mandarles ánimos, no quiere decir que entendamos ni apoyemos esta decisión del gobierno municipal. Desde Riojana Rock, cerraban el anuncio de esta noticia en redes sociales diciendo que no pararán en su intención de seguir "luchando por la cultura y por los grupos musicales del pueblo y los que no son del pueblo" y nosotros aplaudimos esa determinación. 

Estrenan la cuenta los Copycats. Vamos a ello y el resto de lo que hagáis esta semana, es vuestra responsabilidad, pero que triunfe el amor y la alegría, si puede ser. 

Posdata: ilustramos esta entrada con el cartel que ha hecho nuestro colega de Rock Attitude Facezine y que ha acabado por consolidar esta idea del FestiBal que, como decimos, empezó ayer y ya no terminará hasta dentro de un buen puñado de días. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Esto es un... FESTIBAL (Sin nombre, pero con B de Baraka)

La culpa la tienen ellos. Sí, les apunto con el dedo: los hosteleros del pueblo. Quién si no iba a ser capaz de convertir las fiestas patronales en lo más parecido a un festival de rock alternativo e itinerante, sin patrocinio comercial ni zona de acampada, sin grandes aspiraciones de negocio pero con un buen repertorio de bandas, al que todos nos apuntaríamos con los ojos cerrados. Ellos. Culpables. Llevan haciéndolo unos cuantos años seguidos ya. Y este año va a ser igual.
Lo vais a ver ahora mismo bien claro. Y, recordad, esto pasa en Barakaldo, donde llevamos años preguntándonos qué fue de nosotros y dónde quedó nuestra identidad. Pues esto pasa acá:
En menos de diez días, más de tres decenas de conciertos, con bandas locales y no tan locales. Con gente que ha grabado ya varios discos, que tiene reseñas en el Ruta 66, hasta premios, muchas tablas... Y otros con menos, con menos de todo, pero con resolución y hambre. Bandas que han tocado en festivales, en salas espaciosas o en ot…

Si Johnny Thunders levantara la cabeza...

... Se la golpeaba contra la pared para asegurarse de que esto no es un sueño. Luego, convencido, seguro que se apuntaba a la fiesta como deberíamos de hacer todos nosotros, amiguitos y amiguitas. ¿Estabais esperando esto, verdad? En absoluta primicia: ahí lo tenéis, el esperado cartel de conciertos que nos han preparado en el Tubo para amenizarnos las fiestas patronales. Así, no me jodas, hasta The Heartbreakers se apuntarían a honrar a la virgen del Carmen. 

La jarana comenzará con pedigrí, porque el Jueves 13 subirán desde Granada los Copycats para honrar el punk de finales de los setenta con buen pulso y actitud. El viernes 14, es decir, al día siguiente, Pomeray, más chulos que nadie, harán un concierto especial de dos pases para celebrar la inauguración festiva. Ya no se para, porque el sábado, Macarrones, de los que ya hemos hablado en este blog, llegarán desde Madrid para ensalzar esa corriente musical que va desde Turbonegro hasta Porco Bravo. El domingo no se descansa y, pa…

Putakaska

Tengo el oído derecho como la cavidad de una concha de gastrópodo. Si te acercas, no es que escuches el océano, es que viajas hasta la zona oeste del cabo de Hornos en un día de fuertes vientos. Son las consecuencias de ver en directo a los Putakaska desde primera fila, aunque escorado, cerca del equipo de sonido. Igual que también es consecuencia del concierto que la camisa que llevaba puesta vaya probablemente a la basura. Porque fue así: ellos estuvieron inspirados y fogosos arriba pero, abajo, la peña no les fue a rebufo. Como ya me puse moñas con Los Roñas al concierto de los Putakaska entré a flor de piel, como se dice, creo, en Román paladino. En la pared se leía ya la lista de canciones y te entraban aún más las ganas de que empezaran. Y empezaron a fuego con “Mil demonios” para cerrar el primer tercio del concierto con “Sé tú mismo” y “Vives” del histórico Vivo vacilando que dio paso a “Verano’86” de su último disco, Pegarles Fuego, canción que tuvieron que recuperar al final…