Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

Promesas musicales para 2014 y una nota de gratitud...

... una nota de gratitud para todos aquellos que, por alguna oscura razón, habéis perdido el norte y habéis caído en el pozo sin fondo de este blog. Para todos aquellos que en 2013 habéis visitado este tugurio, muchas gracias y feliz año nuevo si es que el cambio os importa lo más mínimo. Si vais a celebrarlo esta noche: ¡mucho punk, mucho rock, mucho pop, mucho brindis, mucho amor y mucho de todo otro tipo de substancias que necesitéis para celebrarlo!     Yo solo deseo que 2014 sea tan jodidamente musical que la banda sonora de nuestras vidas siga siendo tan diversa como el paisaje que se ve desde un avión cuando haces un vuelo transoceánico. La música no cambia el mundo, no hace revoluciones, pero todas las revoluciones, todo lo que ha cambiado el mundo alguna vez, produjo una música tan celestial que... aunque no sirviera de nada, sigue resonando en nuestra cabeza. Como decía Oriol Llopis en algún sitio, cuando recordaba todo lo que guarda en su memoria sobre sus experiencias mus…

Xmas riddle

Una adivinanza: ¿qué película vi anoche? La primera canción que cuelgo aprovechando el youtube cierra la película. La segunda canción que cuelgo, igualmente aprovechándome de la capacidad de archivo de la susodicha página de almacenamiento de vídeo, abre la película. Ambas canciones son mundialmente conocidas, y, ambas canciones, aunque una esté llena de referencias bíblicas y la otra sirva de homenaje a un montón de amigos del compositor que murieron jóvenes, son dos canciones que, por lo menos al que escribe y ve películas, le ponen la piel de gallina (como cantan en una). Había pensado traducirlas, pero las referencias al apocalipsis de Johnny Cash me dan pereza y el lenguaje extremadamente coloquial de Jim Carroll me obliga a recular. He elegido vídeos donde se puede seguir la letra. Si tenéis la suerte de entenderlo, enhorabuena, si no, dejaros llevar por la música, porque, en ambos casos, el ritmo simple pero tajante, produce un efecto balsámico, casi irreverente, que mitiga to…

Ni lo mejor ni lo peor, sino todo lo contrario, de 2013

Que sí, si es que es más de lo mismo. A pocos días de que se vaya el 2013, si me preguntas ahora, o luego, te digo que yo mismo tiro de la cadena y que se vaya por el retrete. No soy muy amigo de ponerme a mirar pa'trás, pero lo hago, como todo el mundo, y me da vértigo, claro. Tampoco ha sido un año tan malo, estoy seguro. Seguro que si me pongo moñas, me pongo gafas, y me pongo serio, echo un vistazo al retrovisor y veo tantas cosas que placen como las que me han obligado a maldecirlo. Eso de los annus horribilis solo existe en las familias reales, porque la turba no sabemos latín, ni falta que nos hace. El caso es que, en esto de la música, es temporada de setas, algunas alucinógenas (y alucinantes), la mayoría pedo de lobo, la verdad. Es temporada de listas de lo mejor de y lo peor de y de sentirse viejo, no por el recuento, si no porque me pone nervioso la poca capacidad de retentiva que tengo. No recuerdo lo que he escuchado, no sé en qué año se publicó, ya no sé si los con…

St. Farris and the Broken Bones

Si Nacho Vegas escribió aquella canción que cautivó hasta a Enrique Bunbury, ya sabes, "El hombre que casi conoció a Michi Panero", yo puedo decir que, sin el casi, hace unos meses, conocí a Mike Farris.  Es una experiencia que me he guardado para mí mismo, para mis momentos íntimos, cuando descorcho una botella de cinzano bitter, me pongo el liguero y me escurro debajo de mis sábanas de raso para leer poemas de Kenneth Fearing. Se me ha puesto la piel de gallina solo de pensar que eso pudiera llegar a ser cierto. En fin.  El caso es que no he hablado aquí de ello ni voy a hacerlo. Fue un día maravilloso, en el que la música de raíces americana se fundió con el paisaje rural de las vascongadas, nos reímos, nos sacamos fotos que no están en instagram (no sé ni cómo escribirlo) y acabamos amando más la música si cabe y los momentos más nimios que forman una biografía, porque, en realidad, son los más trascendentales. Lo dejo ahí. Solo añadir que fue todo gracias a cierto agra…

FIASCO PRESS!: Javi Pano