Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2013

Où es tu, Camille? À Écosse?

Creo que la última vez que hablé francés estaba en una tienda americana. Si conoces Lyon, puede que sepas de qué te hablo. Una tienda en el Viejo Lyon, en una pequeña plaza, venden esas camisas de empleado de gasolinera americana, chupas de cuero de segunda mano, hasta espuelas si me apuras. El caso es que me dejaron solo, se me acercó alguien y me preguntó algo e intuí que me preguntaba si deseaba alguna cosa. Así que contesté: Je ne parle pas français. Creo que lo he escrito bien, no sé si entonces lo pronuncié bien. Lo acompañé de una sonrisa, y funcionó.  Hace unos pocos días, terminamos la primera (dijeron que iba a ser la única, pero parece que no) temporada de Les Revenants, una serie de televisión francesa. Los ocho capítulos con los subtítulos de posavasos y bebiéndonos el veneno sin pensárnoslo dos veces. Ella aún entiende algo (bastante), yo solo me he quedado con el "je suis desolé", que me mola. Pero, aún y con las dificultades lingüísticas, el amor ha sido a p…