Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

How I Met Jimmy Holly Pommeroy - Part III

Even if it sounds bizarre, before they begun to jam I was conscious of everything around. That is why I decided to tell it in the present tense. After that, all is blurry. I’m turning to the past tense then.
Just in short: they jammed for about an hour. They didn’t even talk to each other. Just a few words that were necessary and enough. Let’s go, you go faster, I lost it, that was good guys. When they were done, my friend and I went outside to smoke a fig. He asked me if I had had fun. And I said I did.
We went for something to eat. They talked about stuff. I nodded. The bill was on me. We went to some place I didn’t know and we got some beers. They kept on talking about stuff. Me, nodding. The girl and the young guy were the first to go. Apparently, they were a couple. They both said goodbye to me. We went to some other place to get more beers. Everybody seemed to know the old black guitarist in that place. They kept on talking about stuff. Around one o’clock am, the bartender begun t…

Deporte Olímpico

Enredando en el youtube, que debería considerarse algo más que una actividad, incluso algo más que un ejercicio, debería considerarse deporte olímpico, me encontré con este vídeo.
Es un vídeo personal y emotivo. Pertenece a la intimidad de la bajista de lo que fue Jonny Barber and The Rhythm Razors que ahora se han convertido en Jonny Barber and The Living Deads.
Dentro de poco, va a hacer un año de su primera gira europea, cuando los tres componentes del grupo visitaron varios países del viejo continente para dar un buen puñado de conciertos en salas pequeñas, con público entusiasta y una tras otra demostración de rock and roll del clásico, comprometido, intenso, sincero y bien ejecutado.
Se me ve el plumero, lo sé. Tuve la oportunidad de pasar con ellos dos de los días más intensos y activos de mi estática y pasiva vida. Aprendí bastante y disfruté más. Otro deporte olímpico. Y esa bajista que ahora protagoniza este vídeo junto a su abuela me dejó como recuerdo su eterna sonrisa, su cu…

Y Porco Bravo se bajó del escenario

Esta vez, no voy a emular a los plumillas de fanzine con chupa de cuero, porque no puedo, por mucho que juegue a hacer rimas ocurrentes. Si, al final, no fuisteis al concierto, muchos fueron por vosotros, porque el Antzoki presentó un aforo casi repleto para ver el estreno en directo del nuevo disco de Porco Bravo. Y, como era de esperar, no defraudaron.

Antes del concierto, alguno de ellos decía que no, pero estaban nerviosos. Nerviosos como solo se puede estar cuando pretendes dar lo mejor de ti mismo. Y lo hicieron. Y no caben reproches. Ni comparaciones. Las comparaciones son odiosas y recurrentes. Igual que hablar de las influencias, con las que también se trafica en el mundo de la música. El concierto del sábado en el Antzoki solo se puede comparar en una dimensión, la dimensión más privada y que incumbe solo al grupo del que hablamos. No sé cuántas veces les he visto en directo, pero discreparía conmigo mismo, si no dijera que ésta fue la mejor de todas. Porco Bravo superaron a …

El Porco Bravo se sube al escenario

Aún estáis a tiempo. Si no tenéis mejor plan para la noche de hoy, aún podéis apuntaros a la fiesta que Porco Bravo organiza en el Kafe Antzokia de Bilbao. Dicen que el concierto empezará a las 9:30 pm, pero luego ya sabes tú, primero hay que mojar el gaznate y hacerse de rogar. Cuando terminará, es aún más impreciso. Primero, Lobo Eléctrico calentará el escenario, avivará el fuego hasta dejar unas brasas perfectas para que se tueste el Porco. Por dios, por dios, por dios. He matado a Dios, y mira que soy malo yo emulando a los cronistas más rockeros. Olvidad lo del fuego, las brasas... Tened piedad. Id a ver como los Porco Bravo presentan en directo su último disco que han elaborado con dedicación y esmero. Un buen sonido, guitarras subyugantes, Manu mejor que nunca, y muy cercanos al rock and roll más puro y añejo. La invitación del GPS para hoy era mucho más partidista y exagerada, pero no se quedaba muy lejos. Yo me propongo ir y sobrevivir. Siempre hay que seguir apoyando a los m…

Connan (and The) Mockasin (s)

Ya no sé si es "y los" o es solo él en singular. Connan Mockasin, Connan and The Mockasins, no sé, no le conocía hasta ayer. Ni puta idea de que había trabajado con Mystery Jets, con Late of the Pier, con Pete & The Pirates o con The Veils, a los que si conozco, porque también ha colaborado con Lawrence Arabia, Warpaint o Micachu & The Shapes y a esos no les conozco. No conocía a ninguno, hasta ayer. Que es como decir hace un par de horas, o la semana pasada.
7:15 de la mañana. Plácidamente dormido. Alguien me enreda en el pelo.
-Ey...
-Mmmm...
-Son las 7:15
-¡No jodas!
Me levanto de golpe, me ducho de golpe, me visto de golpe, cojo las cosas de golpe, cierro la puerta de golpe, corre de golpe en golpe, llego al garaje a trote, saco el coche y acelero. Ya voy a tener todo el día torcido. Sí. Y como no me concentro, apago Radio 3, y pongo el mp3. Elijo Connan Mockasin. No lo recuerdo muy bien, pero tengo un leve recuerdo de que la primera escucha fue prometedora.
A la seg…

No me lo puedo creer... pero es así

Estaba esta mañana recogiendo la ropa del colgador. Y la he recogido. Si estaba colgada es porque antes estuvo sucia y si estaba sucia es porque antes me la había puesto y si me la había puesto es porque aún existía. Existe. Aún la guardo. Estaba esta mañana ahí colgada en el colgador. Al viento. Ondeando. Porque ondea. Porque cuando me la compré pesaba veinte kilos más.


Estoy hablando de una camiseta. Una camiseta gris con el careto impreso de James Hetfield, Kirk Hammett, Lars Ulrich y Jason Newsted. Una camiseta gris con la parte de atrás repleta de las fechas europeas del Poor Touring Me con el que Metallica repasaba su último disco, Load, por allá por 1996.


Tenía 20 años. La mitad de mis amigos eran punkies, la otra mitad heavies. Esa mitad me comió la cabeza. Compramos la entrada y quedamos de madrugada en la plaza Zabalburu de Bilbao. Recuerdo empezar a beber en una plaza interior, salir corriendo porque la policía estaba persiguiendo a alguien que no éramos nosotros pero en el …

How I Met Jimmy Holly Pommeroy - Part II

Behind the door a neglected garden is taking the backside of an industrial building. The patio is deserted if it isn't for a small pile of debris that we leave aside. The building is this tall wall of red brick with dirty windows in groups of three. The back wall, the one closing the patio, is just an unresolved slope of bricks giving to the scene the feeling that you better turn back and forget about getting in. But there is a door. And from that door a barely perceptible breath of harmony is coming like an enchanted anthem. He does not hesitate but stops before opening this new door:

- Just be friendly and aloof, don't make me regret this day.

And I just say yes with my head.
Remember when somebody invites you to a secret party and they ask you to close your eyes so then when they tell you to open them again you barely see nothing and the light is blinding your eyes. More or less, that is what happens. I need some seconds to restore my visual skills. And when I do, I realize …

How I Met Jimmy Holly Pommeroy - Part I

We began drinking beers like an hour ago. Now he says that he needs to go and I smile and nod. Well, true, I thought it was going to be a long night, but it seems it's gonna end right now. He turns round and starts walking and I do the same but in the opposite direction. I hear my name. I hear my name in a language that makes it sound funny and he is calling me back.
- You wanna see something real?
- Something legal?
- As legal as music can go.
An hour ago I didn't know what I was doing in this silly city so I went to get some booze. I turned a corner, or the same corner again, and some music that I like was coming from a bar. It was dark and smoky so I went in. He asked if I could lit his cigarrette and he began to talk. He was nice and chatty and I am a good nodder so it all went pretty well. He seemed to need somebody to listen to him and I just needed someone who made me feel like this city wasn't a virtual space full of holograms.
Now he stops in front of a door that gives…

Frases hechas del mundo del fútbol

Quién sabe, quizás a partir de ahora, lo de que soy guapo, rico y buen jugador se convirte en una frase hecha en el mundo del fútbol. Pero ya había unas cuantas antes: son once contra once, dependemos de nosotros mismos, la lotería de los penaltys, si perdonas, lo acabas pagando... Y una de ellas es esa máxima que con distintas palabras, viene a decir que bendito problema es para los entrenadores tener a todos sus jugadores disponibles, sin ningún lesionado, y no poder evitar los quebraderos de cabeza para elegir a once.
Aún no he terminado de leerlo, estoy en ello, pero ya puedo avanzar que el libro de Álvaro Heras Gröh sobre la historia de la música popular en Bilbao es una lectura muy recomendable. Una de esas frases hechas del libro de Heras Gröh que se ha quedado grabada en mi cabeza es la idea de que hasta principios de este siglo era difícil disfrutar de la música en directo en Bilbao, pero que desde finales de los 90 en adelante, la proliferación de conciertos ha llevado a Bilb…

Discoteca caprichosa: Paniks

Bueno, no, mejor terminamos en casa, que no me apetece andar ni hacia atrás, como el Karramarro.

Discoteca caprichosa: Cancer Moon

Y por toda la orilla hasta Bilbao, y con uno de los más grandes, lo dejamos. Cierra la discoteca caprichosa hasta siempre.

Discoteca caprichosa: Flying Rebollos

Y de Halifax, a Portugalete, aunque lo que más cuesta es el viaje en el tiempo porque me olvidé el Delorean en Zarautz.

Discoteca caprichosa: Sloan

De Parabellum a Sloan solo hay dos paradas de metro. De Barakaldo a Halifax igual hay que hacer algún trasbordo.

We're in the world
I'm gonna get it together
Telling the girl
I'm gonna make it all better
But I don't know how I'm going to
'Cause I don't know what
she's going through
But I know that she is the thing for me
'Cause she means what she says
And she says what she means
What is the word?
It's like you don't even know me
Haven't you heard?
This sort of thing is below me
But I don't know what I'll stoop to
Have you got another jump I
can hoop through?
[ Find more Lyrics on http://mp3lyrics.org/K2Vw ]
Now I don't know that
she is meant for me
'Cause she means what she says
And she says what she means
When she says I'm mean
Does she mean what she says?
And she says what she means
And she means what she says
And she says what she means
And she means what she says
Whenever you want me
Whenever you need me
I know th…

Discoteca caprichosa: Parabellum

Nos vamos a la margen izquierda. ¿1991? Tenía 15 putos años. 15. Bronka en el Bar. Después vendrían las noches interminables en El Patio. Por mucho que corras hacia adelante...

Discoteca caprichosa: The Elected

Seguimos en la costa oeste de los Estados Unidos de América. Pregúntame y te diré que si me gusta es porque me rejuvenece sentirme triste, porque la agonía no genera energía, y la melancolía es infinitamente inútil, pero siempre se aprende de lo que es inútil e infinito.

If my senses fail, stay with me 'til they go
'cause I don't want to be alone.
Greetings in Braille, they'll describe everything,
colors aren't everything.
And if you see me down at the liquor store,
please don't tell my dad.
And if you see my dad down at the liquor store,
don't tell me anything at all.
And the people you brought
are just drainpipes bringing trash to the ground.
And the memories are just picture cards,
one night stands and breakdowns.
And you were cold, tired and old as you'd ever looked that night.
And we were warned, yeah.
We were warned not to stay out too late.
But some things were worth getting in trouble for.
So now that you finally failed
just like you said you wo…

Discoteca caprichosa: The Drones

Durante varios meses hace varios años esta canción me tuvo obsesionado. Las horas muertas del viernes después de la siesta son las mejores horas para jugar a la discoteca caprichosa. Empezamos en Australia.

Standing on the deck watching my shadow stretch
The sun pours my shadow upon the deck
The waters licking round my ankles now
There ain't no sunshine way way down

I see the sharks out in the water like slicks of ink
Well, there's one there bigger than a submarine
As he circles I look in his eye
I see Jonah in his belly by the campfire light

See the albatross up in the windy lofts
He gets to beating his wings while he sleeps it off
I hear the jettisoned cries from his dreams unkind
Gets to whippin' my ears like a riding crop

The captain once as able as a fink dandy
He's now laid up in the galley like a dried out mink
He's laying dying of thirst and he says or I think
Well, we're gonna be alone from here on in

Well you are all my brothers, and you have been kin…

Yo soy Julio César

Ando leyendo y he leído sobre ellos. Uno. Dos: hace unos años, echando unos litros, descubrimos que quizás era Yo Soy Julio César el primer concierto que vimos. Calculamos, puede que tuviéramos trece años. Tres: los volví a ver hace un par de años. En Bilborock. Se les veía distendidos y se veía a mucha gente a la que hacía años que no veía. Cuatro: ya quemaron a marijaia.